Navarra Cultural utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Navarracultural.com Buscador de eventos activos
RSS NavarraCultural.com
Comienza la ejecución de un mural colectivo en la fachada lateral del Museo de Navarra
La obra es el resultado de la colaboración entre el Museo de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona, y se realiza para conmemorar el sesenta aniversario del centro.
 
08/06/2016

 


Desde el jueves día 9 y hasta el domingo 12 de junio, el grupo integrado por los cinco artistas navarros de arte urbano y graffiti, Eneko Azpiroz, Carlos Cenoz “Dino”, Jabier Landa “Corte”, Xabier Latasa y Javier Roldán “Pin”, ejecutará un mural colectivo, trabajando al aire libre en la fachada lateral del Museo de Navarra.


La obra es el resultado de la colaboración entre el Museo de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona, que se han unido para celebrar el sesenta aniversario de la apertura del Museo, el 24 de junio de 1956. En el mural, las colecciones que exhibe el centro aparecerán en diálogo con el arte urbano actual.


La intervención de este grupo viene de la mano del colectivo de arte Urbano Cantamañanas, en colaboración con el estudio creativo Deltadec y la coordinación de Jabier Landa.


Después de estudiar las piezas más destacadas del Museo, los artistas las han reinterpretado en su estilo contemporáneo y urbano, adaptando las obras observadas a las técnicas del aerosol y el muralismo moderno. La gama cromática da cohesión al conjunto del mural y conecta también con el entorno arquitectónico del soporte, en este caso la propia fachada del museo.


La composición del mural distribuye la pared en 7 partes, división extraída de las pinturas murales medievales del museo, creando así espacios concretos para las intervenciones de los artistas. Cada artista pintará su propia interpretación de algunas piezas del museo, manteniendo una paleta de colores similar para dar una coherencia estética al conjunto.


De este modo, los mosaicos romanos de Andelos y Liédena, la Arqueta de Leire, los capiteles románicos de la catedral de Pamplona, las pinturas murales góticas, algunas obras renacentistas y barrocas y el retrato del Marques de San Adrián, serán reinterpretados por estos artistas urbanos, que reinventarán y fusionarán formas, modificando contextos y técnicas pero manteniendo sus líneas estéticas a modo de reverencia al arte clásico.


El objetivo principal es dotar a la ciudad de una gran obra mural colectiva, la primera en el centro de Pamplona. Pero en la intención de los artistas urbanos está, asimismo, la idea de mostrar respeto por las obras y los artistas clásicos desde la escena actual y transgresora del graffiti.


Los propios graffiteros -que hablan en el orden de lectura del mural, de izquierda a derecha- explican su inspiración y justificación artística:


Carlos Cenoz “Dino”: “Lo que mas me llamó la atención de La Arqueta de Leire al verla fue su nivel de detalle y relieve en la talla, así que basándome en una sección de la misma he tratado de jugar con los elementos de detalle moviéndolos en diferentes planos y posiciones y simulando si es posible el volumen de la talla.


Durante la visita vimos el cuadro del Marqués de San Adrián, un cuadro que refleja muy bien la personalidad del personaje. Casi te puedes imaginar la situación de los dos amigos durante el proceso de la ejecución del cuadro en el estudio de Goya. Dado que me dio la sensación, por la pose y el gesto, de ser un "dandy" decidí llevarlo un poco más allá. Me pareció divertido acentuar más el gesto del señor Marqués añadiendo una sonrisa con un guiño y girando el rostro para que directamente mirase cara a cara al espectador, dándole un porte más actual. Y ya llegados a este punto decidí aun ir más allá y vincularlo con el tiempo contemporáneo, cambiando una de sus manos por el icono de "me gusta" de Facebook”.


Jabier Landa “Corte”: “En mis dos zonas de intervención en el mural colectivo, he optado por una misma línea de trabajo. En ellas, figuras que recuerdan al Renacimiento se funden con elementos ornamentales inspirados por los capiteles barrocos y góticos de la colección del museo. De esta forma, despojo a las figuras de su carácter religioso descontextualizando los retratos, eliminando todo lo que rodea la cara en un encuadre de detalle de la parte inferior de la cara. Las tallas románicas fueron sin duda piezas que me impresionaron y debía integrar en mi obra figurativa. La unión de ambos elementos da lugar a una mezcla orgánica y estructural de piedra-carne-vegetal”.


Xabier Latasa: “Mi composición esta formada por dos aves, un recurso que utilizo muy a menudo en mi obra personal. Creo que va muy relacionado con uno de los aspectos importantes de esta iniciativa: romper las paredes del museo. Estos pájaros tienen por función transgredir los límites físicos de la galería; llevar volando representados en sus plumajes los motivos geométricos de los mosaicos de Andelos o Liédena. Les permite expandir la colección del Museo de Navarra para acercarla al viandante que sólo conoce el edifico por fuera”.


Eneko Azpiroz: “La obra representa a Adán y Eva, como iconos representativos del hombre y la mujer, haciendo un guiño a varias de las obras en las que aparecen ellos representados por diferentes artistas dentro del museo de Navarra. El fondo geométrico está sacado de uno de los mosaicos de dentro del museo, adecuando a Adán y Eva a la geometría de este, añadiéndole un toque de movimiento y simetría al acabado final, además de vincularlo a la obra del museo”.


Javier Roldán “Pin”: “Mi parte en el mural muestra dos pilares que sustentan un capitel, inspirado en las tallas de la colección de capiteles procedentes de la catedral de Pamplona, presentes en el museo. La obra representa los sueños. Como elementos presentes en éste hay dos piñas. Dichas frutas, por su forma se han relacionado históricamente con la glándula pineal humana, la cual es responsable de segregar una serie de hormonas que nos inducen al sueño y a estados alterados de conciencia. La parte de abajo, totalmente orgánica en contraste con la rígida estructura, nos muestra esa parte más onírica, de sueños, pesadillas... que ascienden como tentáculos por estos pilares”.


En Navarra Cultural trabajamos para actualizar diariamente nuestra agenda pero no nos responsabilizamos de cambios de última hora en la programación, por lo que aconsejamos confirmar la información con los organizadores de los eventos.