Navarra Cultural utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de usuario. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en nuestra Política de Cookies.

Navarracultural.com Buscador de eventos activos
RSS NavarraCultural.com
[CRÍTICA] Castañuela y Mantón
Crítica del espectáculo 'Alento & Zaguán' del Ballet Nacional de España el pasado 27 de agosto en Baluarte en el marco del Festival Flamenco On Fire. 
 
30/08/2015

El Ballet Nacional de España presentaba el pasado jueves en la segunda edición del Festival Flamenco On Fire, su último espectáculo 'Alento & Zaguán', una doble propuesta que refleja los nuevos lenguajes y estética de la compañía, fiel reflejo de la visión de su director, Antonio Najarro, de la danza clásica y el flamenco.


Alento es la cuarta coreografía que Antonio Najarro crea para el BNE, es su visión de la danza clásica, inspirado por la rítmica y sensible partitura de Fernando Egozcue. Y Zaguán es un ballet flamenco con vocabulario, estilo y sello personal de los jóvenes coreógrafos Mercedes Ruiz, La Lupi y Marco Flores, y de una de las grandes damas del flamenco, Blanca del Rey y su mágica Soleá del Mantón, composición que ha cedido a la compañía.


El público discutía al salir del auditorio Baluarte sus preferencias por la coreografía más clásica de la primera parte, Alento, mientras otros optaban por la continuación más flamenca de Zaguán.


Alento es una obra moderna y una coreografía dinámica con influencias de otras disciplinas como el jazz o el musical de Broadway. Un elenco de bailares de un fantástico nivel realizó una enérgica interpretación y un virtuoso uso de las castañuelas. La partitura que en ocasiones recuerda a una banda sonora es de Fernando Egozcue y la poética escenografía la firma Nicolás Fischtel. Los exquisitos diseños de Teresa Helbig reflejaban a la perfección la elegancia y modernidad de la coreografía, formando en muchos momentos parte esencial de ella, deconstruyéndose y transformándose, aunque en algún momento parecía que dificultaban su ejecución.  


Tras el descanso, llegó Zaguán y, con él, el flamenco en estado puro. Varios de los jóvenes artistas del panorama actual, Mercedes Ruiz, La Lupi y Marco Flores, mostraron su vocabulario, estilo y sello personal con diversos cuadros flamencos muy estilizados y con un tratamiento moderno. Pero es primera bailarina del BNE, Esther Jurado, y su garra al interpretar la emblemática "Soleá del Mantón", la que acapara toda la atención de esta segunda parte.


Sin duda, la música en directo y las notorias voces de los cantaores invitados contribuyen a 'sentir' el espectáculo. Y las texturas y armonías de colores de los trajes flamencos de Yaiza Pinillos son bellísimas. Quizás esta segunda parte se alarga un poco pero se compensa con un poderoso final que interpreta todo el ballet.


En definitiva, un solvente doble ballet de dificultad artística y técnica con un excelente nivel de bailarines, y un equilibrio entre el clasicismo, vanguardia y raíces, en el que se ha cuidado hasta el último detalle.


 



En Navarra Cultural trabajamos para actualizar diariamente nuestra agenda pero no nos responsabilizamos de cambios de última hora en la programación, por lo que aconsejamos confirmar la información con los organizadores de los eventos.